lunes 26/7/21

Cómo encender una estufa de leña paso a paso

Cómo encender una estufa de leña: Aprende todo lo que necesitas para encenderla correctamente
Cómo encender una estufa de leña. Foto Freepik.
Cómo encender una estufa de leña. Foto Freepik.

Antes de comprar una estufa de leña, averigua cómo encender una estufa de leña de forma rápida y sencilla, sin importar la forma o el tamaño de tu estufa.

¿No tienes ni idea de por dónde empezar? Aquí descubrirás cómo encender una estufa de leña correctamente, ya sea un modelo más antiguo o uno más moderno.

Antes de encender una estufa de leña, debes tener en cuenta ciertos aspectos, de lo contrario su funcionamiento no será el correcto, ni se ajustará a lo que ley marca. 

Si quieres conocer todo sobre cómo encender una estufa de leña, aquí te dejamos el proceso completo para que te conviertas en un verdadero profesional.

Debes tener en cuenta algunos aspectos, entre ellos: las estufas de leña necesitan salida de humos que se ajuste a la normativa. Es importante que tengas una instalación correcta, así velarás por tu seguridad.

 

Una de las cosas más importantes y, a nivel general, es que cuando quieras aprender a cómo encender una estufa de leña, no es recomendable el uso de productos inflamables. 

Todo lo que necesitas para prender fuego en una estufa de leña será:

  • Papel de periódico para iniciar el fuego
  • Astillas
  • Pequeñas ramitas
  • Leña de diferentes tamaños (de menos a mas, a medida que el fuego crece, se añade leña mas gorda)

Nunca uses:

  • Productos inflamables
  • Pastillas para encender fuego

Estos productos inflamables afectan a la estructura de la estufa de leña y a su buen funcionamiento a medio y largo plazo, ya que desprende olores tóxicos y muy peligrosos.

Dentro del interior de la estufa de leña, encontrarás una rejilla. En ella, es donde debes hacer el fuego y la ceniza y los residuos de combustión caerán al cenicero que se encuentra justo debajo.

Si el cenicero estuviera sucio o lleno de restos productos, lo recomendable es que, antes de encender la estufa de leña, vaciar el cenicero para que esté siempre limpio de ascuas, cenizas, trozos de madera encendida, etc.

 

Cómo encender una chimenea de leña: Pasos importantes

El tiro de aire es creado en la puerta de la estufa de leña a través de la rejilla de ventilación de la estufa. Ésta debe estar abierta durante el encendido mediante la palanca diseñada para ello.

Esto va a favorecer el tiro porque oxigena el fuego por lo que es muy importante tenerlo abierto.

Encender una estufa de leña

Es muy importante tener abierta la llave de el tubo de evacuación de humos, está abrirá o cerrará la palomilla de la estufa de leña que tiene en su interior.

La posición normal al estar cerrada es con la palanca en horizontal. Es muy importante respetar este paso, si no el fuego no va a tirar bien.

Deberemos de tener el combustible previamente preparado consistente en ramas cortadas, un poco verdes. De esta forma prenderán mucho mejor.

Las astillas permiten comenzar a quemar bastante bien. Uno de los ejemplos más claros de astillas son las tablas de palets que puedes encontrar en la calle. Están hechas de madera seca de pino y, al convertirse en astillas, arden muy bien.

Los troncos de leña no te pueden faltar a la hora de encender una estufa de leña. Existen diferentes tamaños, por lo que comenzarás a colocarlos de menor a mayor medida, en función de cómo vaya avivando el fuego.

Encender una estufa de leña es un proceso lento pero muy sencillo, a nivel ejecución. Y no, no es necesario emplear combustibles líquidos como alcohol, aceite o gasolina para encender la estufa de leña. Además, son actos muy peligrosos y tóxicos.

Procederemos a encender algo de papel de periódico y, antes de que se consuma en su totalidad, le puedes ir añadiendo pequeñas ramitas.

En esta parte del encendido debes de dejar que el fuego coja fuerza, por lo que no es necesario que eches troncos gordos demasiado pronto, ya que apagarás el fuego.

Está montaña pequeña de papel y ramas debe estar bastante suelta, no debes comprimirla demasiado.

ramitas madera cedro estufas de leña freepik

A partir de este momento, puedes ir añadiendo troncos de leña. A poder ser, en forma de pirámide.

Una vez observes que el fuego está avivado, debes introducir los troncos de leña más gordos y que tengan un tamaño considerable.

Una vez el fuego comienza a consumir los troncos de mayor tamaño, puedes ir añadiendo pedazos de madera de cualquier grosor y tamaño.

La mejor leña para estufas es la de haya y la de olivo. 

troncos de leña estufas de leña freepik

Ahora que la estufa de leña ya está encendida con un fuego considerable y no quieres que consuma la leña rápidamente, debes cerrar el tiro de aire que habías abierto abajo, cerrando de manera progresiva la rejilla de ventilación.

Si las tienes abiertas del todo, tirará muy fuerte y, si se cierra del todo, se ahogará. Por eso es importante encontrar un punto medio.

Una apertura adecuada para conseguir este punto es tener las rejillas abiertas unos 2 milímetros.

Ahora sólo tendrás que preocuparte de coger algo de leña e irla añadiendo a medida que veas que se va consumiendo la que hay en su interior.

 

Cómo encender una estufa de leña paso a paso
Comentarios