miércoles 21/4/21

Estufas de hierro fundido: ¿Qué son y cómo funcionan?

¿Qué es una estufa de leña de hierro fundido y cómo funciona? Todo lo que necesitas saber
Estufas de hierro fundido: ¿Qué son y cómo funcionan?
Estufas de hierro fundido: ¿Qué son y cómo funcionan?

Descubre todo lo que necesitas saber acerca de las estufas de leña de hierro fundido. Aprende a diferenciarlas y averigua cómo funcionan.

Con la llegada del frío, lo mejor que puedes hacer es sacar el máximo partido a la estufa de leña de hierro fundido. Para ello, debes aprender a diferenciarlas del resto y, sobre todo, a disfrutar del calor suave que emiten para calentar tu casa.

Comprar una estufa de hierro fundido es sinónimo de ahorro y confort. Podrás calentar tu estancia mucho más rápido y olvidarte del frío cada vez que estés en casa y las temperaturas bajen cada vez más.

Existen multitud de estufas de leña, de toda clase y que funcionan de diferentes formas, aunque todas tienen un combustible común: la madera. ¿Aportan todas el mismo calor a la hora de enfrentarse al frío de una casa?

El rendimiento varía en función de los modelos, tamaños y los metros cuadrados de la estancia, pero está claro que algunos tipos de estufas de leña salen más rentables que otro, sobre todo a la hora de consumir energía.

¿Qué es una estufa de hierro fundido?

Existen dos tipos de estufas de leña bastante diferenciados: las estufas de hierro fundido y las de acero.

Las estufas de hierro fundido son aquellas que resultan más robustas, algo que las hace durar más años y con un estado casi perfecto gracias a su resistencia al calor. El hierro fundido es un material con una inercia muy alta.

Esto quiere decir que tardan más en calentarse y, una vez calientes, permiten guardar el calor por mucho más tiempo una vez la estufa se haya apagado. Las estufas de hierro fundido emiten un calor directo, radiante y constante.

Esto implica que se recomiende una mayor distancia de seguridad entre objetos: muebles, cortinas y, por supuesto, personas.

Debido a todas estas características, las estufas de leña de hierro fundido son ideales para asentar en el hueco de una antigua chimenea en cualquier casa de campo. Además, cuentan con un diseño rústico envidiable por cualquier otro tipo de estufa. Son objetos decorativos de por sí. 

estufa de leña de hierro fundido

Las estufas de acero, por el contrario, cuentan con una estructura mucho más ligera, de forma que la inercia es mucho menor. Es decir, se calientan más rápido pero se enfrían mucho antes una vez se apagan.

Las estufas de acero emiten calor por convección. Calientan el aire y lo distribuyen por la estancia, aunque también emiten cierta radiación desde el cristal del hogar. 

 

Cómo funciona una estufa de hierro fundido

Encender una estufa de hierro fundido es una tarea muy sencilla. Lo primero que debes hacer es recoger o aspirar los posibles restos de ceniza que se encuentren en el cajón extraible.

Las cenizas procedentes de una estufa de leña puedes reutilizarlas para abono o compost. Es una de las ventajas del empleo de la madera como combustible.

Para encender la estufa de hierro fundido, añade pastillas de encendido para poder acelerar la combustión. Colócala bajo los leños de madera más pequeños.

Recuerda abrir los tiros de la chimenea al cerrar la puerta de la estufa de hierro fundido. Generarás una corriente de aire de abajo a arriba que avivará el fuego. Entrará el aire por la rejillas de la parte de abajo y saldrá por la chimenea.

Una vez el fuego haya prendido, es el momento de generar la brasa. Ahora es cuando se deben añadir los trozos más grandes de madera y podrás cerrar los tiros. El de la chimenea, nunca lo cierres del todo. Así el fuego no se consumirá tanto y durará más tiempo. 

¿Por qué elegir una estufa de hierro fundido?

Si estás pensando en comprar una estufa de leña de hierro fundido, es el momento adecuado para que veas todas las razones por las que usar este sistema de calefacción en tu casa.

Recuerda que el hierro fundido almacena el calor generado por la combustión de la leña. Luego, se devuelve de forma óptima a la vivienda gracias a la regularidad de la emisión.

  • El hierro fundido permite una mayor vida y resistencia a la deformación en caliente de la propia estufa.
  • Las estufas de hierro fundido cuentan con una increíble plasticidad (fluidez de la aleación)
  • Si buscas un objeto decorativo de lo más entrañable y elegante, las estufas de hierro fundido son rústicas y contemporáneas, especialmente preparadas para aportarte lo que necesitas
  • Las estufas de hierro fundido tienen la capacidad de caldear estancias de hasta 95 metros cuadrados y cuentan con una potencia de 18kW. Así que dependiendo el espacio que quieras calentar, deberás optar por una o más estufas
  • El hierro fundido necesita un poco más de tiempo para calentarse, pero retiene el calor durante mucho más tiempo que el acero.
  • La leña se quema a temperaturas mucho más altas dentro de una estufa de hierro fundido, de forma que ayudará a obtener una combustión completa de los productos de madera. 

 

Características de una estufa de hierro fundido

  • La combustión es limpia, gracias a la puerta de cristal situada en la parte frontal
  • Todos los modelos modernos disponen de una doble cámara por la que circula el aire por convección.
  • Algunos modelos llevan incorporado el sistema de doble deflector. Un sistema que regula y mejora la combustión de la leña en función de las condiciones atmosféricas
  • La emisión de CO2 es muy poca
  • Son fuentes de calor muy eficaces y cuentan con un rendimiento superior al 75%
  • Tienen un doble sistema de combustión: Disponen de entradas de aire primario y secundario y que ambas son regulables.
  • La materia prima es natural, la leña. Es muy barata e incluso puedes cogerla tú mismo del bosque para calentar tu casa.
  • Las estufas de hierro fundido puedes colocarlas en muchos lugares
  • Encontrarás modelos que también llevan incorporado un horno para cocinar. Así que además de calentar tu hogar también podrás cocinar deliciosas recetas
  • Existen modelos de estufas de hierro fundido muy modernos con unos diseños muy elegantes y sofisticados.

Mantenimiento de estufas de hierro fundido

El mantenimiento de una estufa de hierro fundido no dista mucho del mantenimiento de otro tipo de estufa de leña.

Una vez el fuego se haya encendido y el cristal esté caliente, es uno de los mejores momentos para limpiar. Si quieres disfrutar de la visión del fuego, esa que tanta calma te aporta, debes limpiar el cristal de la estufa de hierro fundido habitualmente.

Con el humo, tiende a ennegrecerse, por eso, es importante limpiarla. Al ser con el fuego encendido, recuerda usar unos guantes protectores. Así evitarás posibles accidentes.

La limpieza del tubo de evacuación de humor la debes realizar, al menos, una vez al año. Una vez finalizada la temporada de frío es el mejor momento. De todas formas, siempre puedes usar productos específicos que, al quemarse, ayudan a limpiar el conducto de la estufa de hierro fundido.

estufa de leña de hierro fundido

Consejos para estufas de hierro fundido

  • Es importante escoger el lugar perfecto para situar tu estufa de hierro fundido, sobre todo si hay niños pequeños en casa. Las medidas de seguridad deben aplicarse siempre, haya niños o no
  • La leña, el combustible de las estufas de hierro fundido, ocupa bastante. Es importante que tengas un lugar amplio y adecuado para almacenarla
  • Las estufas de hierro fundido necesitan un mantenimiento constante

Estufas de hierro fundido: ¿Qué son y cómo funcionan?
Comentarios