jueves 6/5/21

Estufas de aceite: cómo funcionan y qué modelos comprar para este invierno

Descubre cómo funcionan las estufas de aceite y cuáles son los mejores modelos del mercado para calentar tu casa este invierno.
estufa de aceite
Estufas de aceite: cómo funcionan y qué modelos comprar para este invierno

Las estufas de aceite se han convertido en una interesante opción para calentar tu casa en este invierno.

Comprar radiadores y estufas de aceite para uso particular en tu hogar es una opción barata y segura. Aquí te explicamos cómo funcionan y cuáles son las mejores del mercado.

 

Vete preparándote para el frío que ya viene.

 

 

¿Qué es una estufa de aceite?

Comprar una estufa eléctrica de aceite es una buena forma de calentar una habitación o un apartamento.

Estos radiadores son de metal y por dentro tienen un circuito cerrado de aceite formulado que calienta el metal de la estufa y éste, a su vez, calienta el inmueble donde se encuentra.

Existen muchos tipos y modelos diferentes en el mercado de calentadores de aceite.

Hay estufas con regulador de potencia, de bajo consumo, hidráulicas, térmicas, eléctricas, radiadores de mica, etc.

También las hay de diferentes tamaños y para diferentes usos: pequeñas, grandes, para colgar, para el coche o industriales, entre otras. E incluso existe variedad de materiales.

 

¿Cómo funcionan las estufas de aceite?

Estas estufas llevan en su interior un circuito con aceite formulado que calienta el metal del radiador y éste, a su vez, desprende calor. Funcionan con potencias de 2000 a 3000W y suelen ofrecer consumos moderados.

El radiador de aceite suele ser eléctrico. La electricidad calienta los conductos en los que se almacena el aceite formulado. 

El aceite cuando pasa por estos conductos se calienta a grandes temperaturas y traspasa el calor al metal del radiador. Los radiadores de aceite suelen estar fabricados de metal, generalmente de acero inoxidable, para una mejor propagación del calor.

En los últimos años, han ido mejorando y los modelos actuales de este tipo de estufas tienen, además de aceite, geles y líquidos termodinámicos que poseen incluso más propiedades de retención de calor. 

 

Ventajas de comprar una estufa de aceite para calentar tu casa este invierno

Las estufas de aceite son baratas y muy prácticas.

Una de las mayores ventajas que tiene un radiador de aceite es que aún apagado sigue calentando debido a la temperatura que tiene el propio aceite y su inercia. 

La mayoría de los que hay en el mercado son capaces de calentar una estancia de 25 metros cuadrados en tan solo unos minutos.

Además, destacan por ser fácilmente manejables y movibles de un lugar a otro. El radiador de aceite es la herramienta perfecta para caldear una habitación de forma uniforme y con un coste moderado. 

Muchas estufas de aceite van equipadas con termostatos, programadores, sistemas de autoapagado o pantallas táctiles digitales que las hacen más prácticos aún. De esta forma podemos indicarle al aparato la temperatura máxima para que no se sobrecaliente. 

El diseño de las estufas de aceite es cada vez más moderno. Incluso las podemos comprar con ruedas para poder moverlas y calentar así distintas estancias de la casa.

Los radiadores de aceite  son más baratos que otros  sistemas de calefacción eléctricos como los del calor azul. Este tipo de radiadores tiene precios muy económicos, que suelen encontrarse entre los 69 y los 179 euros. Se trata de estufas muy silenciosas y que no emiten ruidos, a diferencia de otros sistemas que emiten ligeros zumbidos.

Las estufas de aceite son ecofriendly, lo que supone otra gran ventaja, pues no generan ningún tipo de residuo y apenas requieren de mantenimiento. Pueden llegar a conservar el calor, después de haberlas apagado, entre 45 minutos y una hora. 

 

 

Diferencias entre estufas de aceite y otros radiadores eléctricos

Las estufas de aceite, a pesar de ser eléctricas en su mayoría, son muy diferentes a otro tipo de estufas eléctricas. En los calefactores eléctricos que no son de aceite se usa un ventilador que expulsa el aire caliente.

En los radiadores de aceite el líquido caliente se almacena en unas bobinas o compartimentos del radiador. El calor funciona por convección y el calor emitido se trasmite al ambiente sin necesidad de ningún tipo de instrumento ventilador.

Los calefactores eléctricos dan calor al instante. Las estufas de aceite, sin embargo, tardarán bastante más en producir sensación térmica.

Como compensación, en el caso de los radiadores de aceite, el calor continúa emitiéndose durante casi una hora después de su desconexión. 

La gran mayoría lleva un termostato para que se apague y encienda y es aquí cuando el aceite saca ventaja a un convector eléctrico que no acumula temperatura.

 

¿Cuáles son los mejores modelos de estufas de aceite de este 2021?

Para comprar estufas de aceite prácticas y económicas es bueno saber que las hay de muchos tipos y precios según lo que demandemos. En Amazon puedes encontrar estufas eléctricas pequeñas o grandes, con diferentes potencias y con un diseño de lo más moderno.

Estufas de aceite: cómo funcionan y qué modelos comprar para este invierno
Comentarios