jueves 25/2/21

Estufas eléctricas de bajo consumo: Tipos y ventajas

Estufas eléctricas de bajo consumo invierno 2020: todas las ventajas y los tipos disponibles en el mercado
Estufas eléctricas de bajo consumo: Tipos y ventajas
Estufas eléctricas de bajo consumo: Tipos y ventajas

¿Quieres comprar una estufa eléctrica de bajo consumo y no sabe cuál? Estos son todos los tipos de estufas eléctricas y sus ventajas. ¡No pases frío!

El invierno ya ha llegado y quieres comprar una estufa eléctrica de bajo consumo. Las dudas surgen en tu cabeza y las opciones son muy variadas. Cierto es que, con el paso de los años, los modelos de estufas eléctricas se han ido mejorando. 

Las estufas eléctricas siempre han destacado por ser altas consumidoras de electricidad, algo que hace incrementar la factura de la luz considerablemente. Esta es una de las razones por las que muchas personas, optan por otro sistema de calefacción.

Con las estufas eléctricas de bajo consumo, eso de pagar más se ha acabado. Puedes obtener más potencia, mejores resultados y que tu factura de la luz se vea prácticamente inalterable.

Si adquieres una estufa eléctrica que consuma en exceso, probablemente acabes arrepintiéndote de la compra. Por ello, es importante saber diferenciar y comprar estufas eléctricas de bajo consumo.

 

 

Las estufas eléctricas de bajo consumo cumplen lo que prometen mientras respetan el consumo, evitando sorpresas innecesarias.

Estas estufas de bajo consumo pueden llegar a ahorrar en torno a un 20 o 30 por cierto de energía, en comparación con el resto de estufas.

Si algo permiten las estufas eléctricas de bajo consumo, es calentar una estancia o cualquier lugar cerrado de una forma muy cómoda, sencilla y ahorradora.

Además gracias a la calefacción eléctrica no se emiten ni gases ni humos de ninguna clase, por lo que las estufas eléctricas de bajo consumo no son peligrosas para el ser humano.

Si estás más cerca de comprar una estufa eléctrica de bajo consumo, esto es todo lo que debes tener en cuenta.

Comprar una estufa eléctrica bajo consumo

Una estufa eléctrica de bajo consumo funciona de forma similar a las estufas eléctricas tradicionales, sólo que el ahorro energético es mucho mayor.

Las estufas eléctricas de bajo consumo te permiten calentar los diferentes ambientes o estancias del hogar, pero con un consumo mucho menor.

La instalación es muy sencilla y no necesitas ninguna clase de obra importante.

 

 

Guía para comprar una estufa eléctrica de bajo consumo

Para comprar una estufa eléctrica de bajo consumo, sólo necesitas tener en cuenta distintos factores que te ayudarán a escoger la mejor opción para no pasar frío en casa este invierno.

Marca de estufa eléctrica 

Uno de los primeros criterios a tener en cuenta a la hora de comprar una estufa eléctrica de bajo consumo, es la marca.

Estos aparatos se usan de forma continuada y, la idea, es no usarlos un sólo invierno. Si escoges una buena marca, seguro que la resistencia del aparato, con el paso de los años, será viable. No te olvides de guardar las garantías, ya que en caso de que ocurra un incidente, lo cubre.

Bajo consumo

No todas las estufas eléctricas consumen lo mismo. Eso sí, si quieres hacerte con una que consuma poco, asegúrate de que sí sea una estufa eléctrica de bajo consumo.

Para saberlo, echa un vistazo a su certificación energética, que debe ser de tipo 'A'. 

Termostado para el bajo consumo

Es importante que la estufa eléctrica cuente con un termostato para saber a qué temperatura estás calentando tu casa. 

Así podrás regular el consumo y el calor del hogar.

Precio de las estufas eléctricas de bajo consumo

Una estufa eléctrica bajo consumo, en función del modelo, cuesta lo mismo que una estufa eléctrica tradicional. Los modelos más económicos puedes encontrarlos a partir de 20 euros.

Si buscas algo más potente o con más prestaciones, tendrás que pagar un poco más.

 

 

Tipos de estufas eléctricas

A continuación, puedes ver los diferentes tipos de estufas eléctricas que existen en el mercado. Así podrás saber la que mejor se ajuste a tus necesidades.  

Estufas de cuarzo

Este tipo de estufas son de las más populares a la hora de calentar una estancia pequeña, como por ejemplo, un cuarto de baño. Su tamaño es pequeño, al igual que su precio y su consumo.

 

 

Estufas halógenas

Son unas estufas eléctricas que funcionan por radiación a través de barras halógenas. Destaca la seguridad que ofrecen ante el roce o contacto con la rejilla protectora.

No contaminan, no consumen el oxígeno de la habitación y son perfectas para calentar estancias pequeñas.

Estufas turbo calefactor

Estas estufas eléctricas no son comunes en casa, pero sí en las terrazas de la cafeterías. La mayoría combustionan a través de gas butano.

Estufas de aceite

Las estufas eléctricas de aceite también son conocidas como radiadores, son los populares entre la población. Funcionan enchufados a la red eléctrica pero combustionan con el aceite que contienen en su interior. 

estufa eléctrica de aceite

Ventajas de  las estufas eléctricas de bajo consumo

Cualquiera de los sistemas de calefacción que empleamos en el hogar cuenta con una serie de ventajas en comparación con los demás. ¿Gas? ¿Electricidad? ¿Estufa de leña?

Si desconoces cuales son las ventajas de una estufa eléctrica de bajo consumo, apunta todo lo que necesitas saber.

  • Son eficientes: las estufas eléctricas de bajo consumo son más eficientes que las estufas de gas o leña. En los períodos cortos de tiempo, son mucho más baratas.
  • Control: Puedes regular la temperatura de la estufa eléctrica de manera más eficiente que una de gas o de leña. Así, en función de la necesidad, la puedes subir o bajar, más o menos.
  • Baratas: Comprar una estufa eléctrica de bajo consumo es mucho más barato que adquirir cualquier otro tipo de estufa.
  • Seguras: Las estufas eléctricas de bajo consumo son seguras, al no tratarse de una estufa eléctrica que conste de llamas o gas.
  • Limpieza: Es un sistema de calefacción muy limpio. Las estufas eléctricas no emplean gas o leña, algo que, además de ensuciar, contamina el ambiente.
  • Radiación: Estas estufas eléctricas calientan por radiación, por lo que no contaminan ni consumen el oxígeno de la habitación.
  • Rapidez: Tienen la capacidad de calentar una estancia o ambiente de forma rápida, fácil y eficaz.
  • Fácil de usar: Son muy fáciles de manejar y puedes encontrarlas de diversos tamaños, en función del tamaño de la estancia y las características.

Cómo funciona una estufa eléctrica

Consejos seguridad estufas eléctricas

La seguridad es una de las cosas más importantes a la hora de comprar una estufa eléctrica de bajo consumo. 

Una estufa eléctrica de bajo consumo funciona calentando una resistencia y aportando el calor que necesitas. De todas formas, es necesario tomar una serie de precauciones a la hora de usarla.

Muchas de las estufas eléctricas, concretamente, los calefactores, son uno de los elementos que más incendios produce a lo largo del invierno. Esto se debe a que no se siguen determinadas reglas para mantener la seguridad y usarlos de forma correcta.

Estos son algunos de ellos:

  • Revisar la estufa eléctrica. Debes revisar los cables y enchufes, sobre todo si se calientan a menudo. Si aparenta quemado o de color negro, lo mejor es realizar un cambio. Nunca emplees una estufa eléctrica si la malla protectora está rota o presenta algún deterioro.
  • No cubras el calefactor: Es uno de los errores más comunes. Las estufas eléctricas de bajo consumo consumen energía y se calientan rápido, por lo que puedes provocar un incendio.con trapos ni tenerlo activo durante demasiado tiempo.
  • No sobrecargues las regletas: Si enchufas demasiadas cosas a una regleta, puedes sobrecargar todos los elementos enchufados a ella, incluida la estufa eléctrica. 
  • Alejar la estufa de materiales inflamables: Es necesario colocarla a una distancia prudente de un metro cuando tengas cortinas, sofás y sillones.
  • Cuidado con el agua: Sobre todo en el baño, debes dejar un metro entre la estufa eléctrica y la zona que rodea la ducha, para evitar mojarla o cogerla con las manos mojadas.

Las estufas eléctricas de bajo consumo no suponen ninguna clase de peligro, pero es importante tener en cuenta determinados consejos para evitar algún que otro despiste por un uso indebido o por accidentes.

Estufa eléctrica Amazon

Consumo de una estufa eléctrica de bajo consumo

Una estufa eléctrica de bajo consumo consume entre 400 y 3000 Wh. Este consumo varía en función de una serie de factores.

  • Tamaño de la estancia o ambiente: La estufa eléctrica de bajo consumo consumirá mucho más si el ambiente que tiene que calentar es muy grande.
  • Características de la estancia: No supone el mismo consumo calentar una habitación con ventanas a interior que con ventanas a exterior. Todo varía en función de las corrientes de aire.
  • Tiempo de uso: El número de horas de uso diario hacen que varíe el consumo total.
  • Tipo de estufa eléctrica de bajo consumo: Algunos modelos retienen mejor el calor, consumiendo menos. También varía en función de la potencia de cada producto.
Estufas eléctricas de bajo consumo: Tipos y ventajas
Comentarios