sábado. 02.03.2024

Que en pleno verano no funcione el aire acondicionado, porque necesita una recarga de gas es un verdadero dolor de cabeza.

El gas es un fundamental para el funcionamiento de equipo de climatización, por eso es clave detectar si se ha producido una fuga de este fluido y qué hacer para solucionarlo. 

 ¿Cuándo debemos cargar el gas del aire acondicionado? ¿Qué precio tiene realizar la recarga del aire acondicionado? ¿Puedo recargar yo mismo el aire acondicionado? Sigue leyendo y despejaremos todas tus dudas

Qué es el gas del aire acondicionado

El gas del aire acondicionado es un tipo de gas refrigerante que intercambia el calor con el ambiente, para producir aire frío o aire caliente según las necesidades del usuario del equipo.  

En el caso de los sistemas actuales con bomba de calor, el gas refrigerante tiene una circulación por un circuito que que absorbe el calor por un lado y lo expulsa por el otro. Se trata de un circuito hermético y, en condiciones normales, el gas no se debería escapar.

Cómo saber si hay que recargar el aire acondicionado de casa

Hay determinadas circunstancias que pueden indicar que es necesaria una recarga del aire acondicionado. Como el gas está dentro de un circuito cerrado, si eventualmente se produce una fuga por una avería será necesario hacer una recarga del gas refrigerante. Que ocurra este tipo de fugas es razonablemente normal estos equipos. Incluso el gas se irá gastando de forma paulatina y llegará un momento en que el circuito se quedará vacío, por lo que habrá que hacer una recarga.

¿Y cómo saber cuándo hacer una recarga? Hay algunas pautas a tener en cuenta que a continuación detallamos.

  • El aire acondicionado no enfría. Este es uno de los síntomas principales que evidencian una fuga de gas y la necesidad de hacer una recarga. Aunque puede haber otras causas de esto, efectivamente se puede dar por la falta de gas refrigerante.
  • Mal instalación del aire acondicionado. Una mala instalación de equipo de AA puede generar una avería en las cañerías y como consecuencia una pérdida del gas refrigerante y posterior y necesaria recarga de gas. 

En ambos casos hay que tener en cuenta que para la recarga del gas, lo más importante es encontrar el lugar de la fuga. De nada servirá hacer una nueva carga de gas si no se solucionó la avería que generó la pérdida de fluido.

Si no queda bien sellada, la recarga se vaciará rápidamente y el gasto en dinero se incrementará. Lo ideal es consultar a personal técnico para que encuentre el problema y lo resuelva antes de recargar el gas.

Cuánto cuesta la recarga del aire acondicionado

El costo de realizar una recarga del aire acondicionado puede variar según el tipo de gas y de la cantidad necesaria a reponer en el equipo. También tiene un precio el trabajo realizado por el personal del servicio del técnico

 Hacer una recarga en un aire acondicionado con gas R410a ronda entre los 100 y 200 euros, incluyendo el servicio. El precio es aproximado. Las recargas con gas R-32 tienen un costo algo superior a los 340 euros.

Un dato también a tener en cuenta es el impuesto sobre gases fluorados, el cual se ha incrementado considerable en los últimos años, con un impacto significativo también en el precio de la recarga. Tradicionalmente el precio más caro era el del especialista, su desplazamiento hasta el lugar y la mano de obra, pero el precio del gas, lo ha relevado. 

En este sentido, hay que resaltar que España tiene un impuesto especial sobre la emisión a la atmósfera de gases fluorados, utilizados como refrigerantes en este tipo de sistemas.

Cómo recargar el aire acondicionado de casa tú mismo

Pero cómo puedes recargar tú mismo el gas del aire acondicionado de la casa, es algo que en las siguientes líneas vamos a detallarte para que puedas llevar adelante esta tarea sin complicaciones, de manera simple y sin riesgos. Sigue el siguiente paso a paso para cargar gas a un aire acondicionado.

1. Prepara las herramientas necesarias

Para poder recargar el aire acondicionado tú mismo necesitarás las siguientes herramientas

  • Un manómetro, digital o manual, para controlar la presión del gas.
  • Una llave inglesa
  • Latiguillos para conectar el manómetro con la botella de carga de gas y el aparato de aire acondicionado.
  • Una botella con el tipo de gas del aire acondicionado necesita.

2. Conecta el manómetro al circuito

El primer paso consiste en establecer la conexión de la manguera del medidor de presión en la válvula de llenado del sistema de aire acondicionado.

Por lo general, hay dos válvulas: una de baja presión y otra de alta presión. La manguera roja del medidor de presión debe conectarse a la válvula de alta presión, mientras que la manguera azul debe conectarse a la válvula de baja presión.

Si el sistema de aire acondicionado tiene solo una válvula, la conexión dependerá de la temporada o época del año. ¿Qué significa esto? La manguera azul se utilizará para activar el dispositivo en modo de enfriamiento, mientras que la manguera roja se usará si deseamos activarlo en modo de bomba de calor.

3. Vacía el circuito

Antes de realizar una recarga, es fundamental purgar el circuito de refrigeración de la máquina de aire acondicionado. Después de haber conectado el manómetro a las válvulas correspondientes, colocaremos la manguera de color amarillo directamente en la bomba de vacío.

Una vez realizadas las conexiones, dejaremos que la máquina funcione durante unos minutos para eliminar el aire y la humedad del circuito de refrigeración.

El tiempo necesario dependerá del tamaño del aire acondicionado, la potencia del manómetro y la cantidad de humedad presente en el sistema de refrigeración. En cualquier caso, suele ser suficiente entre 10 o 15 minutos.

4. Procede con la recarga de gas

Ahora vamos a realizar la recarga de gas. Se recomienda hacerlo por peso y en estado líquido. Sin embargo, es importante tener en cuenta que actualmente existen diversos refrigerantes en el mercado, siendo los más comunes el R-407, R-424, R-22 y R-410.

Para llevar a cabo esta tarea, necesitaremos la botella de refrigerante y una balanza. Una vez que tengamos ambos elementos a mano, procedemos de la siguiente manera: en primer lugar, colocamos la botella de refrigerante sobre la balanza.

Conectamos la manguera amarilla que estaba previamente en la bomba de vacío a la entrada de la balanza. Luego, encendemos la balanza y nos aseguramos de que indique 0,000 kg para tener un control preciso de la recarga.

Abrimos la botella de refrigerante y la válvula del medidor, de esta forma permitimos que el gas ingrese al sistema de aire acondicionado. Este proceso no debería llevar más de 10 minutos.

Y si no sabes recargar el gas del aire...

En el caso de que no sepas o no tengas el tiempo suficiente de hacer este trabajo de recargar el gas del aire acondicionado, tendrás que contactar directamente con un instalador de aire acondicionado autorizado para que revise la instalación.

Es probable que haya una avería del sistema del AA, que habrá que reparar antes de recargar el gas. Siempre la instalación de los equipos de aire acondicionado debe ser realizada por instaladores doblemente certificados, debido principalmente al nivel contaminante de los gases que utilizan.

El experto indicará si necesario recargar el gas del aire acondicionado y sabrá cómo manipular el circuito de gases. Además comprobará la estanqueidad del circuito, verificando la presión para ver si hay fugas y de haberlas, reparará el problema existente. En el caso de que la fuga sea en las tuberías es posible que sea algo más costoso en tiempo y dinero. 

En este momento también es importante aprovechar para realizar distintas tareas de mantenimiento como limpieza de los filtros, limpieza profunda del split y la limpieza de la unidad externa.

¿Cómo saber si hay que recargar el aire acondicionado de casa?