viernes 14/5/21

¿Qué son y cómo funcionan las estufas de llama azul?

Ahora que llega el invierno, las estufas de llama azul pueden ser una buena opción para calentarte en casa en los días y las noches más fríos.
estufas llama azul
¿Qué son y cómo funcionan las estufas de llama azul?

Una estufa de llama azul es un sistema de calefacción de gas butano muy económico, tanto por su precio como por el consumo diario que tiene, que es mínimo.

Las estufas de gas butano de llama azul funcionan por convección térmica, son de rápido encendido y calientan la habitación en la que se encuentran de forma gradual y uniforme. Si estás pensando en comprar una estufa de llama azul, aquí te explicamos lo que debes saber sobre ellas. 

Las estufas de butano se clasifican según el tipo de quemador que tengan: quemador infrarrojo, quemador catalítico y quemador de llama azul y, en este artículo, concretamente te vamos a explicar qué es una estufa de llama azul, cómo funcionan, en qué se diferencian de las de infrarrojos y cuales son sus principales ventajas. Así, cuando te dispongas a comprar una estufa de butano de llama azul, tendrás toda la información necesaria para realizar una buena compra y no arrepentirte después.

¿Cómo funciona una estufa de llama azul?

Este tipo de estufas llamadas de llama azul  también reciben el nombre, más técnico, de estufas de gas por convección. La mezcla de gas y aire pasa a través de un tubo hacia el piloto, que la enciende. Las llamas entonces fluyen por el tubo del quemador de la estufa y se muestran al exterior con ese color azul tan característico. Algunos modelos de este tipo de estufa utilizan un sistema de encendido por chispa para accionar una llama piloto antes de que una válvula de seguridad de gas libere el gas al quemador.

Orbegozo HCE 73
 
93,08 EUR 77 EUR
Comprar en Amazon

 

Las estufas de llama azul disponen de dos salidas de calor. Una de estas salidas está situada en la zona frontal y la otra en la zona superior. Con este sistema de salidas de calor consiguen calentar el aire de una forma mucho más distribuida, logrando una temperatura equilibrada a lo largo de toda la estancia en la que se encuentre ubicada.

El consumo de gas asociado que tiene el aparato es de 300 gramos por hora, aproximadamente. Bien es cierto que existen diferencias según la marca y el calentador que compres, por lo que habrá que analizar cada modelo en cuestión para saberlo con certeza.

La potencia de estas estufas puede alcanzar los 4000W, por lo que se consideran una muy buena opción para caldear entornos de hasta 35 m² a un precio relativamente económico.

¿Qué diferencia hay entre una estufa de llama azul y una de infrarrojos?

Es posible que estés dudando entre comprar una estufa de llama azul y una de infrarrojos. Una de las principales diferencias entre ambos modelos de estufa es que los calentadores de llama azul proporcionan una mayor distribución del calor que los calentadores infrarrojos y de color rojo. En lugar de sólo calentar el espacio cerca del calentador, las estufas de llama azul extraen el aire frío del piso, lo calientan y luego hacen circular el aire caliente por toda la habitación.

 

Las estufas de llama azul proporcionan, por tanto, una mayor eficiencia en la distribución del calor por toda la estancia gracias a su sistema de funcionamiento.

El quemador de la estufa de llama azul es de mejor calidad, ya que está compuesto en su totalidad de acero, un material duradero que no necesita ser substituido por el uso. Por lo tanto, otra diferencia a destacar es la duración del quemador. El panel catalítico y el quemador infrarrojo sí que tienen una duración limitada de tiempo.

Ventajas y una recomendación sobre las estufas de llama azul

  • Tienen un consumo asequible y una muy buena relación entre calidad y precio.
  • Existen multitud de modelos con estéticas diversas para que puedas escoger la que más se adapta a tus necesidades y al entorno donde pretendes ubicarla.
  • Son bastante eficientes energéticamente.
  • La gran mayoría incorporan sistemas de seguridad por si detecta excesivas concentraciones de CO2 en el ambiente para cortar automáticamente la salida de gas.
  • Son muy fáciles de transportar ya que la mayoría incorporan ruedas, por lo que puedas moverla de unas estancias a otras de tu hogar según tus necesidades. 
  • El gas butano se quema en ellas a más temperatura consiguiendo así aprovechar al máximo el contenido de cada bombona.
  • La vida útil de las estufas de llama azul también es mayor: al calentar por convección de aire hay menos riesgo de que los componentes de la estufa se deterioren con el paso del tiempo.
  • Disponen de un sistema ecológico debido a la obtención de una llama limpia y eficaz que evita la emisión de dióxido de carbono y, por consiguiente, el olor desagradable que se produce en otro tipo de combustiones mucho menos eficaces.

Una recomendación importante que sí que nos vemos en la obligación de hacer es que si la tenemos en una habitación con la puerta cerrada, a medida que pasa el tiempo el ambiente tiende a cargarse un poco. Teniendo en cuenta esto, es recomendable dejar la puerta de la estancia entreabierta, de manera que el aire pueda renovarse de forma constante.

Así mismo, la llama de estas estufas debe ser siempre de color azul –un poco más intenso en el centro y más claro hacia el exterior–, porque esto indica que la combustión del gas es correcta. Presta atención si la misma es amarilla o naranja, pues esto indica la presencia de monóxido de carbono ya que el fluido se está quemando de forma incorrecta.

¿Qué son y cómo funcionan las estufas de llama azul?
Comentarios