sábado 25/9/21

Calefactor bajo consumo: Guía para elegir el mejor calefactor eléctrico

Cómo escoger el mejor calefactor eléctrico de bajo consumo para combatir el frío durante los meses de invierno fácilmente
Calefactor bajo consumo: Guía para elegir el mejor calefactor eléctrico
Calefactor bajo consumo: Guía para elegir el mejor calefactor eléctrico

¿Quieres comprar una calefactor eléctrico de bajo consumo? Esta es toda la información sobre los calefactores eléctricos y sus ventajas. 

Con la llegada del invierno, es habitual comprar un calefactor eléctrico de bajo consumo. Los modelos de estufas eléctricas y calefactores han ido avanzando con el tiempo, permitiendo reducir el consumo de electricidad notablemente.

Las estufas eléctricas siempre han destacado por ser grandes consumidoras de electricidad. Muchas veces, esta es la razón por la que se suele escoger otro tipo de calefacción. Aunque se desconocen realmente sus grandes ventajas. 

 

Las estufas eléctricas han conseguido cambiar y convertirse en estufas eléctricas de bajo consumo, dando lugar a los calefactores de bajo consumo.

Han conseguido resultar rentables y ahorradores mientras aportan el calor que necesita el hogar. Más potencia, menos consumo y mejores cifras en las facturas de la luz.

¿Qué es un calefactor eléctrico?

Un calefactor eléctrico es un dispositivo que produce energía calorífica a partir de la energía eléctrica. Sirve para obtener calor de una forma cómoda y rápida.

El tipo de calefactor eléctrico mas común es el "resistivo", donde la generación del calor se debe al Efecto Joule.

En el mercado se encuentran diferentes tipos de calefactores eléctricos de bajo consumo. Normalmente, los más usados para el hogar son los calefactores pequeños.

 

Estos son todos los tipos de calefactores eléctricos que se pueden encontrar hoy día:

  • Calefactores eléctricos: Son los más baratos y tardan unos pequeños minutos en empezar a emitir calor. Están pensados para estar enchufados durante un periodo corto de tiempo. 
  • Radiador de aceite: funciona mediante un proceso en el que se calienta un fluido térmico. Este fluido distribuye el calor uniformemente a través del radiador, transfiriendo calor al metal que, de esta manera, transporta calor a la habitación.
  • Convectores: Es un sistema de calefacción que tiene unas resistencias en su interior que se conectan a la corriente eléctrica, calientan el aire que circula en ellas y lo emiten al exterior mediante unas rejillas.
  • Cerámicos: Es un tipo de calefactor eléctrico que se conecta a la corriente eléctrica y calienta las placas de cerámica de su interior. Distribuye el calor mediante el ventilador.
  • InfrarrojosSon pequeños y móviles. Sirven para calentar una parte de la habitación de forma eventual.
  • Termoventiladores: Se ayudan de un sistema de ventilación para repartir el aire caliente producido, independientemente de la forma en que lo calienten.
  • Paneles calefactores: Las placas radiantes emiten calor por radiación, transmitiéndolo directamente a las personas, objetos y paredes de la habitación.

 

¿Merece la pena comprar un calefactor para el baño?

Existen lugares en la casa donde es necesario sentirse cómodo y cálido, sobre todo durante los meses fríos del año. El baño es uno de esas estancias.

Gracias a los calefactores eléctricos en el baño, se puede ajustar la temperatura del ambiente. Son muy fáciles de usar y permiten ajustar diferentes temperaturas y niveles de potencia.

 

Eso sí, no todos cuentan con la misma calidad, por eso es importante elegir bien el modelos que se adapte a las necesidades. 

Los calefactores de bajo consumo no son fácilmente reconocibles aunque cada vez son más los que podrás encontrar en el mercado. No deja de ser importante saber diferencias entre las estufas eléctricas y un calefactor de bajo consumo.

Diferencias entre una estufa eléctrica y un calefactor

Tanto las estufas eléctricas como los calefactores de bajo consumo no necesitan instalación. Esto los convierte en uno de los sistemas más cómodos para el hogar.

Por un lado, los calefactores eléctricos de bajo consumo son aparatos independiente que funcionan gracias a la corriente eléctrica. Poseen un ventilador que permite expulsar el calor que se genera rápidamente hacia el exterior. 

Habitualmente, los calefactores eléctricos son pequeños, se colocan en el suelo y se mueven en función de las necesidades. Calientan de forma rápida y eficiente una estancia.

Normalmente, se deja de percibir su calor en el momento en el que se apagan, por lo que deben permanecer encendidos para percibir la calidez.

En cambio, las estufas eléctricas son aparatos de mayor tamaño y que, generalmente, tienen mayor eficiencia y unas posibilidades de uso mucho más grandes. Permiten calentar estancias mucho más amplias.

Pesan más que los calefactores eléctricos de bajo consumo, pero son fácilmente transportables de unas habitaciones a otras gracias a las ruedas incorporadas.

Las estufas eléctricas no son recomendables en estancias o ambientes muy pequeños, su precio es más alto que el de los calefactores y, en ocasiones, dependen del uso de gas butano.


Consumo de un calefactor eléctrico

El consumo de un calefactor eléctrico de bajo consumo varía en función de la potencia del aparato y del tiempo de uso.

Actualmente, la estimación es la siguiente:

Una hora de funcionamiento con un calefactor eléctrico que funciona a 1000 vatios cuesta, aproximadamente, 15 céntimos (IVA incluido).

Si el invierno dura tres meses y se usa una media de 8 horas al día un calefactor de 2000 vatios, en total se habrán gastado entre 215 y 220 euros en electricidad.

Es un gasto bastante importante, pero también el tiempo son 8 horas y, los calefactores eléctricos están pensados para conectarse en determinados periodos cortos de tiempo. 

Abrigarse bien en casa y conectarlo de vez en cuando o sólo cuando sea necesario, permitirán reducir considerablemente la factura de la luz. 

Cómo se instala un calefactor de bajo consumo

Comprar una calefactor de bajo consumo es lo más sencillo, pero bien es cierto que algunos tipos de calefactores requieren de instalación. 

Así son los pasos a seguir para instalar un panel calefactor de bajo consumo en casa.

5 preguntas de las estufas de bioetanol que todo el mundo se hace

 

Las mejores marcas de calefactor eléctrico en Amazon

Comprar un calefactor eléctrico en Amazon es, sin lugar a dudas, la mejor opción. Las marcas apuestan cada vez más por lanzar sus nuevos modelos y diseños en la plataforma online.

Los precios son muy competitivos y en Amazon se encontrarán verdaderas ofertas de escándalo, perfectamente adaptables a cualquier situación.

Rowenta, Cecotec, Pro Breeze u Orbegozo son solo algunas de las marcas más reconocidas y valoradas por los usuarios a la hora de comprar un calefactor eléctrico.

 

Precios y dónde comprar calefactor de bajo consumo

Para comprar un calefactor eléctrico de bajo consumo, sólo necesitas tener en cuenta una serie de consejos, sobre todo a la hora de instalarlo.

La marca del calefactor eléctrico influye a la hora de comprar un calefactor eléctrico de bajo consumo. Estos aparatos funcionan constantemente y, en ocasiones, no sólo en invierno. es imprescindible comprar un calefactor de una buena marca. La intención es que dure bastantes años.

El hecho de comprar una buena marca, implica también una garantía que cubrirá las espaldas en caso de averías o problemas con el aparato.

 

El bajo consumo es otro de los factores a la hora de valorar en el precio final del producto. No todos los calefactores eléctricos consumen lo mismo, aunque bien es cierto que, la mayoría de los calefactores hoy día, son de bajo consumo. 

Las estufas eléctricas de bajo consumo cuentan con un termostato que permite saber a qué temperatura se está emitiendo el calor. Los calefactores eléctricos también deben tenerlo porque es una de las mejores formas a la hora de calentar y calcular el consumo en casa. 

Una calefactor eléctrico de bajo consumo, dependiendo del modelo, puede costar lo mismo que un calefactor tradicional. Los modelos más económicos en el mercado rondan los 20 euros. Por un poco más de dinero, se pueden encontrar calefactores de gran calidad. 

 

Son muchos los factores a tener en cuenta para valorar cuáles son los calefactores eléctricos que mejor se adaptan a cada una de las necesidades.

Por eso, es importante tener en cuenta todo lo anterior y anotar las ventajas que supone tener un calefactor en la oficina, en el despacho, en la habitación o en el baño.

  • Los calefactores de bajo consumo son eficientes porque en periodos cortos calientan más rápido.
  • Permiten regular la temperatura del calefactor eléctrico, por lo que el usuario decide cuánto calor y a qué potencia. Siempre teniendo en cuenta la necesidad. 
  • Son asequibles. Los precios no son desorbitados para lo que realmente aportan y ofrecen los calefactores eléctricos.
  • Los calefactores de bajo consumo son seguros, ya que no contienen llama ni gas. 
  • Son limpios y no suponen un mantenimiento demasiado complicado. Tampoco contaminan el ambiente.
  • Los calefactores calientan por radiación y no consumen oxígeno de la habitación.
  • Calientan la estancia de manera rápida y eficaz.
  • Son fáciles de usar y existen diferentes modelos, tamaños y marcas que se adaptan a cada necesidad. 

Comprar un calefactor eléctrico de bajo consumo o una estufa eléctrica de bajo consumo no es tarea fácil. Es el momento de poner en práctica todos los consejos y no volver a pasar frío nunca más. 

Calefactor bajo consumo: Guía para elegir el mejor calefactor eléctrico
Comentarios