sábado. 25.06.2022

Precauciones que debes tomar si tienes una estufa de pellets y niños en casa

Descubre cómo evitar riesgos con las estufas de pellets si tienes niños en casa y elige una estufa realmente segura
Webp.net-resizeimage (27)
Webp.net-resizeimage (27)

La llegada del invierno y de las bajas temperaturas convierte a las estufas de pellets en una de las mejores opciones para combatir el frío. Estas estufas llevan años siendo una de las opciones más demandadas por los usuarios que quieren calentar sus casas y es por ello que su uso se ha extendido mucho.

A día de hoy existen gran cantidad de modelos y es importante que nos aseguremos de que se cumplen ciertas características que aumentarán el nivel de seguridad de las estufas de pellets.

Pese a que es cierto que es una de las formas más seguras de aumentar la temperatura de nuestro hogar, existen ciertos aspectos que debemos cuidar para que no nos jueguen una mala pasada. Sobre todo si tenemos niños en casa.

 

El cristal de la cámara de fuego quema

La estufa de pellets es más segura que las estufas de leña cuando hablamos del calor que desprende el cuerpo al estar en funcionamiento. Todo el cuerpo de la estufa de leña se sobrecaliente al estar encendida, cosa que no ocurre con las estufas de pellets.

Sin embargo, debemos evitar que los más pequeños se acerquen a la estufa de pellets cuando está calentando porque, pese a que su cuerpo no quema, sí lo hace la cámara de cristal a través de la que podemos ver el fuego.

En este aspecto, las estufas de biomasa son mucho más seguras, pues aprovechan el calor de la combustión y lo expulsan a través de su ventilación. Así es que puedes tocarla por cualquier parte sin quemarte, excepto el cristal de la cámara. No obstante, es importante mantener a los niños alejados de la estufa.

 

Guía de compra estufas pellets 2022: opiniones, precios y modelos

 

Peligro de intoxicación

Muchas estufas de pellets, sobre todo los modelos antiguos, producen un monóxido de carbono fruto de la combustión incompleta por falta de oxígeno. Debemos tener esto en cuenta, tratar de controlarlo y evitar estar mucho tiempo en la estancia en la que está la estufa. Prohibido además no dormir nunca en la misma habitación, más aún si tenemos ventas y puertas cerradas.

Por suerte, a día de hoy, la mayoría de modelos ya llevan incorporado un sistema que emite un continuo chorro de aire fresco que pasa por la cámara de fuego. Es la llamada ventilización forzada. Si incluye esta función, dejaría de haber peligro incluso si nos dormimos con la estufa de pellets encendida.

 

Llegada de modelos de fabricación china

Otro aspecto a tener en cuenta es que la estufa cumpla con las normas de fabricación establecidas. Estas estufas de pellets pueden llegar a ser perjudiciales para salud por todas las emisiones que producen y es por ello que debe estar certificada y homologada para poder ser comercializada en la comunidad europea y en España.

Esto, en principio, no debería de ser un problema común, pero en los últimos años no son pocos los clientes que están encargando sus estufas de biomasa directamente a China o algunos países del este de Europa. Son mucho más baratas y su compra puede ser tentadora, pero muchas no cuentan con los requisitos mínimo de seguridad que se requieren y podría desembocar en graves problemas de salud.

 

 

Recomendaciones para evitar problemas con estufas de pellets

Para evitar este tipo de problemas, es necesario tomar una serie de precauciones tanto para no dañar nuestra estufa de pellets como para que no sea perjudicial para nuestra salud.

La primera y más obvia es mantener alejados a los niños de las estufas de pellets. Como ya dijimos, el cuerpo de la estufa no supone un problema, como sí ocurre en las estufas de leña, pero la posibilidad de que toquen la cámara de cristal podría tener un desenlace fatal. Por ello, debemos impedir que los más pequeños se acerquen a la estufa.

El segundo consejo es  el tomar precauciones tanto a la hora de comprar uno de estos productos como a la de cómo los usamos después. Debemos asegurarnos de que no se trata de un sistema inseguro y para ello nada mejor que adquirirlo en alguna tienda de confianza. Las estufas de pellets no son un juguete. 

Además, debemos protegernos a nosotros mismos y adquirir un modelo con ventilación forzada, de lo contrario debemos tener cuidado de no dormir en la misma estancia que la estufa, pues el monóxido de carbono es muy dañino para nuestro organismo.

Una precaución añadida sería el adquirir una batería de respaldo que nos protegiese tanto del sobrecalentamiento de la estufa como de posibles abusos de la corriente y posteriores apagones.

Todo sobre pellets en 2021: dónde comprar, precios, opiniones, ventajas

Precauciones que debes tomar si tienes una estufa de pellets y niños en casa
Comentarios