lunes. 05.12.2022

¿Qué es el hollín y por qué aparece en la chimenea?

Te contamos qué es el hollín y por qué se acumula en las chimeneas. 
Hollín de chimenea
Hollín de chimenea

El hollín en la chimenea suele acumularse por falta de limpieza de la misma. Su aparición puede ocasionar numerosos inconvenientes, sobre todo porque, a medida que este aumenta, se estreche el canal de la chimenea.

Por eso, mantener la chimenea libre de hollín es clave para lograr una combustión eficiente.

Además, es importante conocer los motivos de su aparición y los peligros del hollín. En este artículo, repasaremos qué es el hollín y todo lo que debes saber sobre los factores que influyen para su aparición en el hogar.

  1. ¿Qué es el hollín de la chimenea?
  2. ¿Cómo se genera el hollín?
  3. Cómo limpiar el hollín de la chimenea
  4. Riesgos de la acumulación de hollín
  5. Aspectos que propician la aparición de hollín
  6. Ventajas de no tener hollín

¿Qué es el hollín de la chimenea?

El hollín de la chimenea es una sustancia contaminante generada a partir de la mala combustión de algunos hidrocarburos y que se forma en pequeñas partículas de carbono, mezclado con diferentes ácidos, productos químicos, metales y polvo.

El color del hollín de la chimenea es negro, brillante y grasoso. Si lo vemos, debemos tener cuidado, pues es uno de los agentes contaminantes más peligrosos y que puede generar enfermedades como el asma, problemas respiratorios e incluso ataques al corazón.

¿Cómo se genera el hollín?

Como indicamos anteriormente, el hollín se genera a raíz de la mala combustión de hidrocarburos. Se produce durante la quema de combustibles como el petróleo, el gas o la madera.

Por así decirlo, no es más que carbón en partículas muy pequeñas, pero que con el tiempo son capaces de aglomerarse y crecer en tamaño.

Se produce especialmente en motores diésel, tubos de escape, incendios, cocinas y, como no, chimeneas. 

Cómo limpiar el hollín de la chimenea

Para limpiar el hollín de la chimenea hay que emplear un cepillo, idealmente el conocido como "erizo", el cual permite frotar con mucha fuerza sin que se estropee el tiro de chimenea.

En general, se aconseja realizar esta limpieza antes del inicio de la temporada de frío, más o menos en los meses de octubre o noviembre.

Si quieres conocer más sobre esto, no te pierdas nuestra guía sobre cómo limpiar el hollín de la chimenea.

Riesgos de la acumulación de hollín

Hay diferentes riesgos por la acumulación de hollín en la chimenea que no debes pasar por alto:

  • La eficiencia de la chimenea disminuye.
  • El derrumbe de las paredes internas de la chimenea.
  • Posible incendio por un mal funcionamiento de la chimenea con riesgo de una intoxicación por monóxido de carbono.

Aspectos que propician la aparición de hollín

Hay algunas factores que favorecen la formación de hollín en la chimenea, por lo que es importante conocerlos para medidas que eviten la aparición de estos agentes contaminantes.

El caso más común es la llama tenga una temperatura insuficiente. Una temperatura de combustión baja provoca la formación de subproductos de la combustión y una mayor humedad, lo que propicia la aparición de hollín.

A su vez, existen diversos fatores que reducen la temperatura de la llama y provocan esta situación:

  • El horno no está aislado correctamente.
  • El aire de combustión es demasiado frío al momento de entrar en el horno.
  • La madera está húmeda, lo que reduce la temperatura de combustión por la evaporación.
  • Contacto de la llama con la superficie de enfriamiento.

Otro factor muy importante que provoca la aparición de hollín es un flujo de aire insuficiente. Esto se da cuando no hay un exceso de aire constante en el horno para hacer una combustión completa.

Esto puede suceder deliberadamente, cuando se reduce la calefacción, o no deliberamente, cuando no hay suficiente circulación de aire en la habitación.

Ventajas de no tener hollín

Está claro que no tener hollín es beneficioso, por lo que todo aquel que sepa un poco sobre chimeneas te recomendará mantener limpos los conductos.

Manteniendo tu chimenea libre de hollín, obtendrás los siguientes beneficios:

  • Mayor seguridad. Como el hollín y la creosota arden con facilidad, el seguro nos pondría más problemas en caso de incendio. Si contamos con un comprobante del deshollinado, tendremos más facilidades para realizar los trámites en caso de siniestro.
  • Ahorro de dinero. Sin hollín se consume menos combustible y aumenta la eficiencia de la chimenea.
  • Evita intoxicaciones. Al deshollinar la chimenea, se evita inhalar y estar en contacto con los productos que se producen en la combustión.

¿Qué es el hollín y por qué aparece en la chimenea?
Comentarios