lunes. 05.12.2022

Cómo limpiar el hollín de la chimenea: utensilios y paso a paso

El paso a paso más completo para limpiar el hollín de la chimenea y los utensilios para realizarla. 
Cómo limpiar el hollín de una chimenea
Cómo limpiar el hollín de una chimenea

La chimenea genera un clima muy acogedor en el interior del hogar, pero para que funcione correctamente es recomendable mantenerla sin el hollín que habitualmente se genera. Pero, ¿cómo limpiar el hollín de la chimenea?

La puesta a punto de la chimenea es clave antes de empezar a utilizarla, ya que de su eficiencia dependerá su estado general, principalmente luego de un largo periodo en desuso.

Realiza el paso a paso que a continuación te presentamos para tener tu chimenea libre de hollín en la época de frío y disfrutar de su calor sin riesgos ni complicaciones.

  1. Utensilios necesarios para limpiar el hollín de la chimenea
  2. Cómo limpiar el hollín de la chimenea paso a paso
  3. Consejos y trucos para limpiar el hollín de la chimenea

Utensilios necesarios para limpiar el hollín de la chimenea

Los utensilios necesarios para limpiar el hollín de la chimenea dependen del método utilizado.

Existen dos formas populares de limpiar el hollín:

  • Método mecánico. Utiliza un cepillo deshollinador llamado erizo.
  • Método químico. Emplea productos químicos especiales para el hollín.

Cómo limpiar el hollín de la chimenea paso a paso

A continuación, explicamos cómo limpiar y quitar el hollín de la chimenea de forma fácil y rápida, en un paso a paso que servirá para darle el mantenimiento adecuado al interior y exterior del conducto.

Cubre bien el alrededor de la chimenea

Para comenzar a limpiar la chimenea, primero hay que cubrir con plásticos o cartones las zonas más próximas. Así, evitaremos que el hollín se disperse al limpiar y que caiga sobre el suelo o muebles más cercanos.

Retira la leña medio quemada

La siguiente acción es quitar la leña medio quemada y que puede estar acumulada en el interior de la chimenea. Su retirada puede llegar a ser peligrosa si salta alguna astilla, por lo que se recomienda utilizar protección en los ojos.

Barre o aspira las cenizas

Barrer o aspirar las cenizas sueltas es el siguiente paso para limpiar el hollín de la chimenea. Se puede hacer con un cepillo de mano común ejerciendo presión suficiente para barrer todos los residuos de ceniza.

Cepilla el tubo extractor para deshollinar la chimenea

El siguiente paso es cepillar el tubo extractor. Para eso, debes introducir el cepillo especial tipo erizo en su interior y raspar muy bien para desprender el hollín.

Se trata del mejor método de limpieza, ya que el cepillo no daña los ladrillos refractarios de la chimenea y sí es capaz de eliminar cenizas y otros restos, como resinas y creosota.

Cepilla a fondo el techo, las paredes y la base de la chimenea

Lo que sigue es pasar el mismo cepillo erizo por las paredes y el fondo del lugar de combustión de la chimenea.

De esta manera se asegura una limpieza integral de todo el interior de la chimenea. 

Aspira los restos de las cenizas y el hollín

Ahora es el momento de recoger el hollín y la suciedad que fue desprendida con el cepillo. Los utensilios para completar esto son una pequeña pala y un cepillo de chimenea, aunque también se puede utilizar un aspirador para hacer una limpieza a fondo. 

Aplica jabón sobre las paredes de la chimenea

Ya de manera opcional, se puede aplicar jabón especial sobre las paredes de la chimenea para lograr una limpieza profunda.

Hay productos que vienen preparados para este fin y en este sentido siempre es aconsejable aplicarlo según las instrucciones del fabricante. 

Al finalizar, secar la chimenea para evitar la humedad

Para terminar, debemos secar la chimenea para evitar que la humedad invada su interior. Para esto, puedes utilizar papel de periódico y repasar todo el interior.

Si la chimenea tiene puerta, es ideal dejarla abierta para que la humedad se vaya por completo.

Podemos completar esta tarea con la limpieza del cristal de la chimenea a fondo, especialmente cuando se aprecian manchas de humo.

Consejos y trucos para limpiar el hollín de la chimenea

Existen algunos consejos y trucos muy útiles para limpiar una chimenea y realizar un óptimo mantenimiento.

Limpia la chimenea semanalmente

Lo ideal es realizar una limpieza semanal de la chimenea a modo de mantenimiento para sostener la eficiencia del conducto y evitar que el hollín permanezca por mucho tiempo en el interior. 

Asegúrate de que la chimenea está fría antes de limpiar el hollín

Para realizar una limpieza con seguridad, es ideal esperar hasta que el fuego de la chimenea se consuma totalmente y a que la misma esté bien fría antes de retirar el hollín, las cenizas y los restos de suciedad que tenga en su interior.

Contacta a un profesional en caso de que la chimenea lleve años sin limpiarse

En el caso de que la chimenea no se haya limpiado durante los últimos dos años, lo recomendable es que un profesional haga el trabajo para garantizarse que esté bien realizado.

Así, evitaremos riesgos por el fuego fuego, intoxicaciones por los gases que desprende la mala combustión y el posible mal funcionamiento de la instalación.

Cómo limpiar el hollín de la chimenea: utensilios y paso a paso
Comentarios