lunes. 05.12.2022

¿Para qué sirven las bolsas de agua caliente?

Además de dar calor a la cama y los pies a la hora de dormir, las bolsas de agua caliente también puede ser muy útiles para aliviar molestias, dolores corporales y muchas cosas más.
Para qué sirve una bolsa de agua caliente
Para qué sirve una bolsa de agua caliente

¿Para qué sirven las bolsas de agua? Con la llegada del invierno, seguramente has aprovechado para hacerte con alguna de las mejores bolsas de agua caliente. Si ya la tienes en tu poder, debes saber que sus usos van mucho más allá de dar calor a la cama a la hora de dormir.

Si sabemos cómo aprovechar el calor de estas bolsas de agua caliente, podremos aliviar gran cantiidad de dolores y atenuar todo tipo de molestias. ¡Vamos a ver cómo! 

  1. ¿Para qué se utilizan las bolsas de agua caliente?
  2. Otros usos muy habituales y beneficiosos de las bolsas de agua caliente
  3. Precauciones que debemos tomar a la hora de usar una bolsa de agua

¿Para qué se utilizan las bolsas de agua caliente?

Las bolsas de agua caliente sirven para infinidad de situaciones, pero no podemos obviar que su uso principal sigue siendo el de siempre: calentarnos por la noche, incluyendo esos pies que llevan todo el día congelados. 

Entrar en cama y encontrarnos esa temperatura ideal no tiene precio, y es el verdadero motivo por el que todos nosotros nos hacemos con una bolsa de agua caliente.

Además, a consecuencia de esto, logramos los siguientes beneficios:

  • Ayuda al buen descanso.
  • El calor de la bolsa de agua caliente favorece la digestión aplicado a la zona.
     

Otros usos muy habituales y beneficiosos de las bolsas de agua caliente

Entrando en detalle sobre otros usos habituales y beneficiosos de las bolsas de agua caliente, en las siguientes líneas desarrollamos cada uno de ellos para tenerlos a mano cuando sucedan algunas de estas situaciones, que son muy incómodas. 

Aliviar los cólicos menstruales

Para aliviar los cólicos menstruales se debe aplicar calor en la zona del abdomen, con precisión en la zona del dolor para conseguir los músculos se relajen y bajar la intensidad de los calambres uterinos. 

Calmar la tensión en la espalda

Para calmar la tensión en la espalda, la bolsa de agua caliente puede ser muy útil, ya que al aplicarse eleva la temperatura de los tejidos, hace que estos se distensiones y les genera un gran alivio.

Relajar los músculos

Para relajar los músculos en general, utilizar una bolsa de agua caliente nos permite llevar a cabo tratamiento terapéutico con el calor.

Con una temperatura más tirando a tibia que a muy caliente, logramos dilatar los vasos sanguíneos y promover el flujo de la sangre, permitiéndonos expandir los músculos doloridos y relajarlo. 

Así, mejoramos la circulación y oxigenamos los músculos. 

Atenuar el dolor en el abdomen para favorecer la digestión

La bolsa de agua caliente sirve para atenuar el dolor en el abdomen y favorecer así la digestión.

Aplicando la bolsa de agua caliente en una temperatura tibia, logramos calmar el dolor en nuestro vientre, pues el calor ralentiza el sistema nervioso, favoreciendo el proceso digestivo.

Superar estados gripales, escalofríos y dolores

Superar estados gripales, escalofríos y dolores es posible si se aplica el calor de una bolsa de agua caliente en el cuerpo. De acuerdo con especialistas, esto aumenta el metabolismo natural y hace subir la temperatura corporal. Sin embargo, es aconsejable no hacer uso de esta terapia de forma excesiva.

El aumento de dicha temperatura en nuestro cuerpo activa las defensas del sistema inmunológico y promueve la curación.

Aliviar el dolor de la artritis

Para aliviar el dolor de la artritis, el calor es una de nuestras mejores armas entre los remedios caseros y, para aplicarlo, nos bastará con una bolsa de agua caliente. Así, lograremos frenar el dolor articular, al menos durante un tiempo.

Relajar y aliviar a los más pequeños

En el caso de relajar y aliviar a los más pequeños, también la bolsa de agua caliente puede ayudarnos. No obstante, esta no debe estar nunca muy caliente, o dañaremos la piel de los niños. 

Precauciones que debemos tomar a la hora de usar una bolsa de agua

Es importante tomar precauciones al usar una bolsa de agua, ya que es posible sufrir diversos daños, entre los que destacan una fuerte quemadura.

Estas son las principales precauciones a tener en cuenta al usar una bolsa de agua:

  • Llenar con cuidado la bolsa con agua caliente. No cargarla con agua hirviendo, ya que si llega a tener alguna pérdida causaríamos quemaduras de gravedad.
  • Quitarle todo el aire que tenga adentro al momento de llenarla con agua caliente. Luego, tápala con cuidado para evitar salpicaduras. Al quitarle el aire interno, se mantiene más flexible y evitaremos que con cualquier golpe puedan ocasionarse pérdidas.
  • Siempre debemos asegurarnos de que la bolsa de agua está bien cerrada.
  • Es recomendable envolverla con alguna funda y así evitar un contacto directo del calor con la piel.
  • Nunca acostarse ni hacer demasiada presión sobre la bolsa de agua. Esto es para evitar que se reviente y tenga pérdidas al usarlo.

 

¿Para qué sirven las bolsas de agua caliente?
Comentarios